Representantes de la hidrológica aseguran que la ausencia del servicio no fue solo consecuencia del apagón, sino del bajo nivel del Orinoco que hizo que en Ciudad Bolívar encallara una balsa de captación.

De acuerdo con el presidente de Hidrobolívar, Gustavo Imeri, hasta este 13 de marzo habían recuperado el 88% de la fuente hídrica en el estado Bolívar, luego que gran parte de Ciudad Guayana y otras zonas de la entidad estuvieran sin el suministro de agua potable desde el pasado viernes cuando se produjo el apagón.

¿Por qué aún no se ha restablecido en un 100%? “Hay una situación que no podemos achacar a la situación eléctrica, sino a situaciones adversas como el nivel rápido en que está descendiendo el río Orinoco, porque se avecina el período de sequía, lo que hizo que la balsa de captación en Ciudad Bolívar se encallara ayer (12 de marzo)”, explicó Imeri.

En Ciudad Bolívar, el servicio solo se había restituido en un 33%, y prometió que en horas de la madrugada se restablecerá en un 100%. En las zonas de Ciudad Guayana donde aún no han podido normalizar el suministro -agregó- están asistiendo con 30 camiones cisternas disponibles en el municipio Caroní.

“En las próximas semanas seguiremos nuestro plan que teníamos para mejorar condiciones de agua en sectores que no estaban llegando”, afirmó Imeri.

Sobre estos planes, el vicepresidente de operaciones de Hidrobolívar, José Valdez, señaló que si bien ha crecido la población en Ciudad Guayana, no se han hecho las inversiones en los acueductos. Indicó que en el caso Macagua, el acueducto tiene capacidad para satisfacer a un millón de habitantes, “pero tenemos dos problemas graves en San Félix: uno es la distribución, tenemos el agua pero no cómo distribuirla, para eso estamos haciendo estudios para balancear la ciudad y que pueda llegar a todos los habitantes. En Golfo 2 y Golfo 3 ya se emprendieron las reparaciones de equipos, funcionan tres pero colocaremos cuatro”.

“Lo que es Golfo 4, que está a nivel del Orinoco, está muy bajo por la sequía, de cuatro equipos, tenemos dos fuera del agua. Vamos a modificar las bombas para extenderla tres metros y lograr que en períodos de sequía estén bajo el agua”, agregó.

En el Acueducto Puerto Ordaz continúan con el proyecto de redistribución de la población de Puerto Ordaz, algunas poblaciones serán desconectadas y las conectarán al Acueducto Suroeste. Esta redistribución de redes fue anunciada en noviembre de 2018, luego que la urbe estuviera dos semanas sin agua.

En lo que respecta a Ciudad Bolívar, la más afectada por el hundimiento de una de las balsas y el bajo nivel del Orinoco, Valdez indicó que está en construcción una nueva balsa de captación con 11 bombas.

Agregó que en el Acueducto Puente Blanco, que surte a Guasipati y El Callao, se alimenta del río Yuruari, el cual tiene complicaciones de nivel durante el año y está presentando problemas de contaminación, por lo que está en construcción una nueva balsa de captación y sacarán agua de la mina La Victoria.

La irregularidad en el suministro de agua potable ha sido constante. Sin embargo, desde el pasado viernes cuando el apagón afectó al estado Bolívar, gran parte quedó completamente sin el suministro, comenzando apenas a restablecer el martes.